Impuesto de sucesiones: ninguna desigualdad sin responsabilidad

Guillermo del Valle, Opinión, Opinión de miembros de AIRE
Comparte en tus redes:

El impuesto de sucesiones es un impuesto esencialmente justo. Sí, ha leído bien. Un tributo directo, de carácter progresivo, que grava la transmisión ‘mortis causa’. Un impuesto que no penaliza la muerte, ni cosa parecida, como se dice en las tertulias desde las que a diario acusan al Estado de diversos y variopintos delitos patrimoniales, sino que sirve, simplemente, para que esa tan machaconamente repetida igualdad oportunidades tenga algo que ver, mínimamente, con su concreción real.

El impuesto de sucesiones es progresivo porque permite, lógicamente, mantener un mínimo exento por heredero que garantice que las clases trabajadoras no paguen un duro por lo que heredan. Admite, además, la previsión, como es también habitual, de reducciones por parentesco para cada heredero, bonificaciones por vivienda habitual y otras. No hay de hecho diseño del impuesto de sucesiones que no prevea dichos mínimos exentos y dichos beneficios fiscales.

Leer artículo completo

Deja una respuesta

ArabicBasqueCatalanChinese (Simplified)EnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish