Neoliberalismo para todos los públicos

Guillermo del Valle, Opinión, Opinión de miembros de AIRE
Comparte en tus redes:

El corto siglo XX, como lo llamó el historiador Hobsbawn, terminó con la caída del muro de Berlín en 1989 y de la URSS en 1991. El bloque del Este cayó con estrépito dejando a su paso un reguero de oscuridades, pero también algunas luces esenciales que ahora tratan de ocultarse, al servicio de la conveniencia ideológica hegemónica. Entre otras, un fuerte entramado de derechos sociales, económicos y políticos para la clase trabajadora de Europa occidental. Una verdadera transformación, desconocida antes y después en la Historia, en las condiciones materiales de vida de millones de personas, inentendible sin el movimiento obrero y sin el socialismo. Tampoco sin el bloque del Este. Guste más o menos, esa es la realidad, y ésta choca con los prejuicios, no entiende de mantras de campaña electoral o de tuits para perpetuos adolescentes políticos y vitales.

Leer artículo completo

Deja una respuesta