Pongamos que hablo de elecciones. Pongamos que hablo de Madrid.

Opinión, Opinión de miembros de AIRE, Vicente Serrano
Comparte en tus redes:

Más allá del ruido mediático y de las grandilocuentes conclusiones sobre la derechización o la fascistización de Madrid convendría calmar los ánimos y hacer reflexión sobre los errores propios de las formaciones que han salido más perjudicadas por la hábil estrategia que pilló con el pie cambiado a sanchistas y arrimadistas cuando pensaban que la moción de censura sería un paseo.

No habrá que negarle habilidad y cintura a la Sra. Ayuso, aunque mirando atrás no me extraña que reaccionara rápidamente, no como Rajoy que podría haber evitado la moción de censura de Sánchez con tan solo dimitir mientras comía al lado del Congreso ─tanto esperar ver pasar el entierro del enemigo pasar, no se dio cuenta que era el suyo el que se oficiaba─.

No es mi intención en este artículo deslucir la victoria de la derecha en Madrid (¡ha ganado sin paliativos!), ni disculpar la derrota de la izquierda (¡ha recogido lo que sembró!). Hacer más listos o más tontos a los ciudadanos en función de lo que votan –mejor dicho, de si me votan o no– es propio de engreídos petulantes.

Leer artículo completo en: Crónica Popular, Plaza AbiertaEl valor real del voto

Deja una respuesta