Los indultos. Un peldaño más en la rendición del Estado ante el secesionismo.

Comunicados AIRE, Documentos
Comparte en tus redes:

Cuando Pedro Sánchez el 31 de octubre de 2019 afirmó tajantemente, ante Carlos Alsina, que los indultos no estaban encima de la mesa. No sabemos si es que estaba vengativo o revanchista. Pero lo cierto es que parece muy obstinado en machacarnos ahora con las dos palabritas: venganza y revancha. O estás conmigo en los indultos, y en todo, o eres de la ultraderecha ultramontana. ¡Quién te ha visto y quien te ve!

Parece que la Fiscalía es revanchista y el Supremo es vengativo. Y supongo que más de la mitad de los españoles lo somos a tenor de las encuestas publicadas.

Indultos ¿para conseguir qué?

Todos queremos que la fractura social entre catalanes se vaya superando. Pero no todas las medidas valen.

El 6 y 7 de septiembre, en el Parlament de Catalunya, los diputados independentistas aprobaron las llamadas leyes de desconexión que suponían que derechos fundamentales que tenemos reconocidos los catalanes por ser ciudadanos españoles quedaban al albur de quienes aprobaron esas leyes. Eran hechos gravísimos y propios de lo que aconteció en distintos parlamentos europeos en el primer tercio del siglo pasado.

La reacción de los catalanes contrarios a la desconexión fue prudente y sensata porque confió en la democracia y la justicia española.

Hubo juicio televisado y sentencias. En Alianza de la Izquierda Republicana de España (AIRE) entendemos que la justicia actuó con transparencia y dentro de los márgenes de las leyes y la democracia española mostró su fortaleza y encajó el envite con satisfactoria paz social. Solo quienes viven desconectados de la realidad han usado términos como venganza para hablar de la justicia española.

El diálogo entre catalanes brilla por su ausencia porque hay un firme interés por parte de los independentistas en mantener la división y confrontación. El pasado 8 de febrero firmaron no llegar a acuerdos de gobierno con el PSC, clara muestra de nula voluntad de cerrar la fractura social entre catalanes.

Un indulto significa cambiar una sentencia y solo tiene sentido si genera una dinámica social mejor.

Indulto = ¿Insulto?

En AIRE no vemos qué aportan los indultos a la mejora de la convivencia entre catalanes, que es lo único que en este caso importa. En AIRE entendemos que ante la ausencia de arrepentimiento de los autores y su manifestada declaración de que lo volverían a hacer, no cabe posible indulto. AIRE no puede apoyar los indultos mientras los hechos totalitarios del 6 y 7 de septiembre de 2017 no sean expresamente condenados por la coalición que conforma el actual gobierno de España

Entendemos que el indulto es una moneda de cambio, del Sr. Sánchez, para asegurar el apoyo de los secesionistas de ERC a su permanencia en la Moncloa. El problema del actual Gobierno de España es su dependencia del nacionalismo, una dependencia buscada ya que había otras opciones que nunca tanteó. Hablar de tener las manos atadas es una falacia para contentar a sus correligionarios, Pedro Sánchez, y sus coaligados de UP, siempre han apostado fuertemente por el pacto con la derecha nacionalista, se llame Junts, PNV, ERC o Bildu.

Es evidente que en su dispersión ideológica la diferencia es más importante que la igualdad. Parece que se entiende mejor con los que pretenden desgajarse de España que con aquellos que entendemos que en España hay un proyecto de clase trabajadora y que es la que más sufre en Cataluña, es aquella a la que el secesionismo explota, a la que el nacionalismo pretende asimilar, aculturalizando y condenando a ser clases subalternas

Mayo 2021

Grupo Promotor de AIRE – La Izquierda

One thought on “Los indultos. Un peldaño más en la rendición del Estado ante el secesionismo.

Deja una respuesta