La incomprensible comparación del secretario general de las CCOO de Cataluña

Miembros de A.I.R.E., Opinión, Salvador López Arnal
Comparte en tus redes:

Ni en mis peores pesadillas, ni en mis distopías más distópicas, ni en momentos de depresión política profunda, ni en los desvaríos irracionalistas que a todos nos asaltan alguna vez, he pensado que podía ser posible una “reflexión” surgida en el ámbito de una organización obrera como la del tuit de Javier Pacheco que abre esta página.

Han sido (y son) numerosas y profundas las meteduras de pata que han surgido en el ámbito de las izquierdas pero no recuerdo ninguna que haya alcanzado hasta el momento las dimensiones de subordinación político-cultural, tergiversación de los hechos y nacionalismo ideológico del comentario del secretario general de las CCOO de Cataluña: “Jordi Cuixart y Jordi Sánchez están en la cárcel por hacer exactamente lo mismo que estáis haciendo vosotros cada día con las movilizaciones en la calle en defensa de vuestros derechos”. ¿Esta es la creencia o convicción del secretario general de un sindicato que se dice de clase? Los afiliados y afiliadas, activistas y liberados de CC.OO., ¿se identifican con el comentario de su secretario?

¿Los trabajadores catalanes, con sus movilizaciones en la calle, hacen lo mismo que hicieron Jordi Cuixart y Jordi Sánchez? ¿Por la lucha por sus derechos están en la cárcel estos dos líderes del nacional-secesionismo? Salvo desenfoque u olvido por mi parte, ni Jordi Pujol, ni Artur Mas, ni Joaquim Torra, ni el más fanático de los fanáticos hiperventilados ha sido capaz de hacer una comparación semejante. ¿Qué tendrán que ver las aspiraciones nacionalistas excluyentes de Cuixart y Sánchez y los procedimientos antidemocráticos que han utilizado, con total apoyo de las instituciones autonómicas y de una buena parte de las 400 familias con mando en plaza, que tendrá que ver todo eso, decía, con las luchas de los trabajadores de Cataluña? Un ejemplo de estas luchas, hemos hablado de lo sucedido recientemente [2].

Xavi Cayuela Camino, un joven trabajador de 19 años, falleció el pasado 30 de abril mientras trabajaba en CIDAC (Coop Industrial De Artículos Del Caucho, Cornellà de Llobregat). “La máquina no se paró. Tendría que contar con medidas de seguridad que la detuvieran“: son palabras de Elías Franco, abogado de la familia. Ángel Figueras, un amigo de Xavi, dejó de trabajar en la planta el pasado diciembre por “estrés” y por las malas condiciones laborales. Llevaba seis meses trabajando con jornadas de 12 horas: de las 6 de la mañana a las 6 de tarde, de las 2 del mediodía a las 2 de la madrugada o de 6 de la tarde a 6 de la madrugada. Las máquinas, ha señalado Figueras, “no disponían de sistema de seguridad, ni sensor ni nada, para que en caso de accidente, frenaran. Son máquinas muy, muy antiguas, la fábrica está en condiciones inhumanas, además de por la falta de seguridad, a nivel sanitario, estábamos trabajando entre ratas”. Cuando llegas ahí, prosigue, “no te dan ninguna formación. Ni de riesgos laborales ni de nada. Te ponen al lado a mirar cómo funciona, cómo trabajan otros compañeros y luego lo haces tú. Es lo que hay y lo haces“.

Leer completo en Crónica Popular

Deja una respuesta