Sobre el “Visca Catalunya lliure!”

Opinión, Opinión de miembros de AIRE, Salvador López Arnal
Comparte en tus redes:

Por Salvador López Arnal.

… Lo nuestro era otra cosa.
Pero han pasado 50 años, ¡medio siglo nada menos!, las coordenadas políticas y culturales son otras muy distintas y, como nos adviritó el poeta, la verdad desagradable asoma. ¿Qué puede significar gritar ahora “Visca Catalunya lliure!”? ¿Es también hoy un grito de libertad, de emancipación?
No lo es, nada de eso. Es evidente que tiene ahora otro sentido y que este nuevo sentido no es otro que el de aspirar a la construcción de un muro-Estado que separe a la sociedad catalana del resto de la ciudadanía española, sin importarles en absoluto que más de la mitad (o la mitad o el 49% o el porcentaje que sea) de la ciudadanía catalana nos opongamos frontalmente a esa finalidad, además de la inmensa mayoría de los restantes ciudadanos/as españoles (que no son tenidos nunca en cuenta). Ellos a lo suyo. La única verdad, la suya. La única finalidad “progresista”, la que ellos defienden. Eso es lo que significa a día de hoy la consigna “Visca Catalunya lliure!”, usada, gritada, manipulada, “puro sentido común” para ellos, puro sinsentido más bien, por políticos fanatizados como el señor Cuixart y tantos otros representantes político-culturales del nacional-secesionismo.
Pero la única Cataluña libre es, a día hoy, una Cataluña integrada armoniosamente en una España justa, democrática y fraternal que avance (sumando, uniendo, no separando) en la lucha por la justicia, por la igualibertad (que diría Balibar), atenta, muy atenta y en pie de resistencia, a los grandes problemas de nuestro tiempo: profundísimas desigualdades sociales, armamento atómico, políticas imperiales, cambio climático y múltiples derivaciones. Las consignas y vindicaciones nacionalistas, sus finalidades centrales, nos alejan de todo ello, transitan por otros caminos. Piensan desde y para casa, para su casa, para su patrimonio en muchas ocasiones, para alimentar su insaciable voluntad de poder. Lo demás importa poco o nada.

Leer completo en slopezarnal

Deja una respuesta