Cinco lecciones del desabastecimiento en el Reino Unido

Opinión, Opiniones Fronterizas
Comparte en tus redes:

[Por Enrique Feás]

La pandemia, por supuesto, ha acentuado muchos problemas, entre ellos éste. Decenas de miles de trabajadores –muchos de ellos no regularizados– han vuelto a sus países durante el confinamiento, ya que no había posibilidad de trabajar. En paralelo, las administraciones encargadas de emitir permisos de conducir o de examinar a nuevos conductores han estado cerradas muchos meses y acumulan expedientes.

Es decir, la covid ha reducido adicionalmente la oferta local disponible y ha agravado un problema existente. Lo que ha hecho el Brexit, por su parte, es impedir su tradicional solución. Corregir el déficit tradicional de camioneros ya no es posible porque la opción de contratar de forma rápida a trabajadores europeos ha desaparecido; y el déficit adicional derivado de la salida de muchos trabajadores residentes en el Reino Unido no tiene marcha atrás porque el Brexit les impide regresar al no estar muchos de ellos regularizados (dicho de otra forma: salieron por la covid, pero no vuelven por el Brexit). En el contexto actual, lo único que pueden hacer las autoridades es solucionar los cuellos de botella en la administración y facilitar visados.

Sigue leyendo en Voz Pópuli.

Deja una respuesta