COMUNICADO SOBRE LA GUERRA EN UCRANIA

Comunicados AIRE, Documentos
Comparte en tus redes:

 

SOBRE LA GUERRA EN UCRANIA

             Después de esperar más de dos meses una respuesta seria, de los Estados Unidos y sus países satélites, a sus propuestas sobre seguridad colectiva en Europa, Rusia ha puesto en práctica las medidas técnico-militares que había anunciado y ha iniciado un ataque contra las fuerzas militares ucranianas

De inmediato los incendiarios se han transmutado en bomberos y todos los medios de comunicación al servicio del imperialismo han entonado una canción muy popular en España hace 80 años: Rusia es culpable. También están invocando la defensa del Derecho frente a la política basada en la fuerza y así hemos escuchado al Presidente del Gobierno español decir que “las violaciones contra el Derecho Internacional no pueden quedar impunes”.

En estos graves momentos que vive Europa el primer pensamiento de quienes, como AIRE, somos verdaderos demócratas es el de la solidaridad para las víctimas inocentes de este conflicto y, consecuentemente, el trabajar con todas nuestras fuerzas para que se detenga rápidamente la guerra.

En este sentido hay que tener presente la fundamental culpabilidad de quienes durante años han vulnerado el Derecho Internacional en Palestina, en Iraq, en Siria, en Libia, en Yemen, en el Sáhara Occidental y en un sinfín de sitios y ahora se rasgan las vestiduras. Ellos, los Estados Unidos y sus satélites de la OTAN, han ignorado todo intento de asegurar una paz colectiva en Europa y han incitado a los dirigentes ucranianos a rechazar los acuerdos de Minsk. Ahora los abandonan a su merecida suerte, como hace unos meses abandonaron a sus “protegidos” afganos, pero las consecuencias más dañinas las recibirá, como siempre, la población civil más humilde.

Y esos daños no tardarán en repercutir en nosotros, a través de la escasez y encarecimiento de productos tan imprescindibles como los alimentos y los combustibles, agravando la actual inflación y empeorando el nivel de vida de las familias trabajadoras.

Para poner freno a esta espiral destructiva hay que poner en marcha plataformas democráticas unitarias que llamen a la movilización masiva, con los siguientes objetivos:

1.- Detención inmediata de las operaciones militares y regreso de todas las fuerzas a sus posiciones de partida.

             2.- Puesta en marcha de los acuerdos de Minsk del 2.015 y neutralización de Ucrania dentro de sus fronteras de aquel momento.

             3.- Cumplimiento de los compromisos adquiridos por Estados Unidos a raíz de la disolución del Pacto de Varsovia.

             4.- Retirada inmediata de todas las fuerzas armadas españolas de los países bálticos, Rumania, Bulgaria y el mar Negro.

             5.- Salida de España de la OTAN.

             6.- ¡¡No a la guerra!!

COMITÉ EJECUTIVO DE AIREs

3 comments

  • Me alegra ver como ante toda esta vorágine de noticias intencionadas, alguien se postra como disidente. Y por supuesto me alegro, en mayor medida, que detrás de ello se encuentre mi buen amigo y admirado Xavier Marín.

  • Cuando se invadió Checoslovaquia, Hungría, Afganistán, cuando se repartieron Polonia en dos mitades, cuando se invadió Finlandia, cuando se ocupó Letonia, Lituania y Estonia; las distintas masacres perpetuidad tras la desintegración de la URSS por los rusos. Todas esas masacres quedaron impunes y que dijimos contra ellas.

  • Perdonen pero la Rusia dirigida por Putin es tan maligna o más que los pérfidos EEUU y occidentales en general. La tradición rusa, sea zarista, soviética o putínica actual es la expansión imperial sin consideración alguna, ni por vidas ni por historia ni por las voluntades de los pueblos bajo su bota. Y no es opinión, la historia está al alcance de todos nosotros. Me niego al esquema de buenos y malos y consideraciones de cuestiones no relacionadas directamente, como el odio ideológico para justificar esta mini blitzkriegg rusa sobre el indefenso pueblo ucraniano y su voluntad expresada democráticamente. Ningún demócrata verdadero y consecuente puede desconocer wue lo que se está ventilado con sangre es la libertad de Ucrania y los ucranianos, a lo que tiene derecho como estado legítimamente constituido y reconocido internacionalmente. Otra cosa es reforzar con subterfugios la guerra liberticida de Putin sobre los ucranianos. No es posible poner una vela a Dios y otra al Diablo, por decirlo coloquialmente. No se puede ser tibio con la agresión y al tiempo decir que pobres víctimas, ESO ES PURA HIPOCRESIA por motivos ajenos y previos a la realidad que padece el pueblo ucraniano, que nunca ha amenazado al pueblo ruso por mucho que el nacionalismo ruso imperialista quiera hacernos creer que los rusos viven en la zozobra por miedo a los ucranianos, más bien es al revés.

Deja una respuesta