EL OSO, EL TIGRE Y EL ELEFANTE. ¿ESTAMOS ANTE EL INICIO DE LA 3ª GUERRA MUNDIAL?

Javier Marín, Opinión, Opinión de miembros de AIRE
Comparte en tus redes:

Artículo de Javier Marín, Secretario General de AIREs.

Es bien conocida la frase de Carl von Clausewitz: “La guerra es la continuación de la política, por otros medios”. A esta frase le falta un componente de origen, el principal, el que mueve o motiva a los líderes que toman la decisión de declararlas, los intereses económicos de su mercado.

Incluido el término, su reformulación quedaría así: “La guerra es un instrumento al que los dirigentes políticos recurren, cuando han fracasado con la política. A su vez, la política es, en esencia, el arte de gestionar los recursos públicos y la influencia de los mercados, en relación con las naciones y sus habitantes”

Sirva esta reformulación para intentar explicar, y comprender mejor, el actual conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

El mundo va a cambiar de base…” decían los creadores de El Capital en 1867, intentando responder a las teorías económicas de Adam Smith publicadas en 1776 –La riqueza de las naciones

Después de 155 años de confrontación entre las teorías en las que se fundamenta el estado liberal –el mercado como mano invisible que mueve al estado-, y la teoría que sustentó a los estados comunistas –socialización de los medios de producción y control estatal sobre la planificación económica-, la experiencia práctica de su aplicabilidad ha demostrado la ineficiencia de ambas doctrinas.

Fruto de la tensión provocada entre esas visiones unívocas de cómo administrar el mundo, está intentando nacer una nueva criatura social, de la que todavía desconocemos la forma exacta y su nombre.

La manifestación pública de esas contradicciones económicas, son las guerras por el dominio de los mercados.

Después de la 2ª Guerra Mundial, los dirigentes políticos que dominaban el post escenario bélico y el control sobre las zonas de influencia de sus mercados, se dotaron de 2 organizaciones militares para salvaguardar sus intereses económicos: La OTAN (1949) y el Pacto de Varsovia (1955). Iniciándose lo que se dio en llamar la “Guerra Fría

El Pacto de Varsovia fue el primero en deshacerse, después del fracaso del sistema de mercado comunista y la disolución de la URSS (1991)

Los países del “Socialismo real” que vivían de aquel dogma económico sobre el control absoluto del estado sobre el mercado, comenzaron a experimentar y mutar con nuevas fórmulas de gestión mixta, entre libertad de mercado y mercado regulado.

Así, del comunismo como sistema político que predicaba el igualitarismo social, y la abolición de las clases sociales; surgió una nueva clase social, la de los altos funcionarios del régimen, que utilizando la información privilegiada sobre los sectores económicos que iban a liberarse, maniobraron hasta convertirse en los nuevos ricos del nuevo sistema económico y social.

Una ojeada a la revista FORBES nos dará la información sobre los millonarios rusos y chinos que -permítanme el sarcasmo- “se han hecho a sí mismos” en tan sólo 40 años.

Leer artículo completo en el «Periódico de Canarias«.También en «El Liberal«

Deja una respuesta