La Iglesia logra un superávit récord con el IRPF e ignora al Tribunal de Cuentas al dar 5,8 millones a Trece TV

Opinión, Opiniones Fronterizas
Comparte en tus redes:

Artículo escrito por Ángel Munárriz y publicado en “infoLibre”

  • La memoria de la Conferencia Episcopal de 2020 refleja un saldo positivo récord gracias al dinero público por la casilla de la Iglesia: 32,09 millones de remanente, un 10,7% de los 298 millones recibidos
  • La institución católica acumula en cinco años un saldo favorable de 83,9 millones, de los que 36,36 han ido a Trece TV (43,39%) y 47,44 (56,61%) al llamado «fondo de reserva»

 

La Iglesia cosechó en 2020 un saldo favorable de 32,09 millones de euros sobre el total de 298,01 millones recibidos del dinero recaudado vía IRPF por Hacienda, según la información de la última memoria económica de la Conferencia Episcopal Española (CEE). Esto significa que a la institución católica le sobraron del ejercicio 2020 –una vez destinados los recursos públicos a distintas finalidades, fundamentalmente a pagar los sueldos dependientes de las 70 diócesis– más de 32 millones de euros, un 10,7% de lo recibido. De ese remanente, la CEE dio 5,8 millones a Trece TV y asignó a su fondo de reserva casi 26,3 millones. Se trata del máximo saldo favorable y de la máxima aportación al fondo de reserva de la serie de memorias de la CEE, que arranca en 2007.

Este uso de los fondos recibidos, que incluye superávit y entrega de una parte del mismo a una empresa privada (Trece TV), se realiza pese al cuestionamiento del Tribunal de Cuentas, que en su informe de fiscalización de 2020 expresó reservas sobre ambas prácticas. El cosechado por la jerarquía católica es un superávit logrado gracias a fondos puramente públicos, y no –como a menudo se piensa– sólo de la liquidación de los que marcan la equis. No funciona así. La cantidad que cada año se paga a la Iglesia se calcula en función del número de equis, pero es detraída del monto total recaudado. Es decir, de los impuestos pagados por todos, marquen o no la equis, sean católicos o no.

infoLibre preguntó a la CEE qué explicaba que se hubiera producido el mayor superávit hasta la fecha, sin respuesta. Tampoco quiso aclarar a cuánto asciende actualmente su fondo de reserva, tras una aportación al mismo de 47,44 millones en los últimos cinco ejercicios. Europa Laica lo cuantifica en un mínimo de 115,8 millones de euros.

Juanjo Picó, presidente de Europa Laica, considera «brutal» y «escandaloso» que dos años después del informe del Tribunal de Cuentas, que «ya era demasiado light porque se quedaba en la superficie y sólo hacía recomendaciones», la CEE «dispare el superávit, continúe haciendo caja para tiempos peores con un fondo de reserva sobre el que reina un oscurantismo total y siga impertérrita entregando fondos a Trece TV».

Un año récord

Los 32,09 millones de superávit son un cifra récord, según se desprende del examen de las memorias de la Iglesia desde el ejercicio de 2007, el primero del que CEE tuvo la obligación de publicar a qué asignaba los recursos obtenidos vía IRPF. Dichas memorias han ido cambiando, por lo que no es posible una comparación 100% homogénea. Pero hay algo seguro: en ninguna aparece un superávit –llamado en la memoria de 2020 «resultado del ejercicio» y antes «superávit» o «remanente»– tan alto como en el último año cerrado.

La publicación de la memoria es una contrapartida aceptada por la CEE en 2006 ante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero a cambio de disfrutar de una subida de la asignación por cada equis marcada del 0,5239% al 0,7%. Este incremento ha permitido a la Iglesia recibir 2.653,98 millones en los últimos diez años directamente del Estado vía IRPF. Se trata de una partida dedicada fundamentalmente a sostener la estructura de la Iglesia diocesana. Aparte quedan los conciertos educativos y sanitarios con instituciones católicas, los sueldos de capellanes hospitalarios y carcelarios y de los profesores de Religión, las subvenciones y las exenciones fiscales, entre otras partidas y beneficios de diversas administraciones.

Leer artículo completo en «infoLibre»

 

Deja una respuesta