Los países BRICS, con China a la cabeza, abren la puerta al regreso de Putin al escenario internacional

Opinión
Comparte en tus redes:

 

Artículo de LUCAS DE LA CAL, Corresponsal en Pekín, publicado el 23 junio 2022 en “El Mundo”

Publicamos ése artículo ante la escasez de información y noticias que no provengan o se ajusten a la versión “oficialista” del conflicto de Ucrania, en la que no aparezcan y se ensalcen las bondades de las acciones de la OTAN y sus incondicionales y temerarios socios; resulta casi extraño que se informe, a pesar de ser relevante, de la cumbre anual internacional de los países BRICS, con China como anfitriona y con la primera asistencia de Putin a un foro internacional, tras el inicio del conflicto con Ucrania.

En el artículo se detallan las posiciones que achacan a la expansión de la OTAN en Europa del Este la responsabilidad de la guerra y cómo estos países no condenan la invasión. Incluido Bolsonaro que se atribuye una posición neutral a pesar de haber condenado inicialmente en la ONU el ataque de Rusia.

Nosotros, en modo alguno, podemos estar de acuerdo con la invasión por la fuerza de otros países, para resolver los conflictos, pero tampoco podemos ignorar la política expansionista y agresiva que fundamenta la acción de la OTAN, para defender los intereses económicos, y sobre todo de la industria bélica estadounidense, para el mantenimiento de su supremacía mundial.

Este conflicto era claramente evitable, aceptando aplicar los acuerdos de Minsk (con garantes como Francia y Alemania) acordados en 2015, que nació sin intención de cumplirse, pero, para desgracia nuestra, sí era necesario para intentar que EEUU mantenga su primacía y dominio hegemónico mundial, frente a China.

Ha sido necesario inmolar a Ucrania y sacrificar a Europa en una temeraria escalada de violencia y destrucción que está empezando. En este tablero de ajedrez mundial quedan muchas fichas que mover (Taiwán, Norte de África, Islas Salomón, el Cuerno de África, etc.) para azuzar el enfrentamiento global. Estamos asistiendo impasibles a la intervención de una “mano invisible”, que, con la colaboración necesaria y suicida de la clase política gobernante, hace irreversible que la realidad nos aboque a una escalada bélica a gran escala.

 

El artículo dice así:

Los países BRICS, con China a la cabeza, abren la puerta al regreso de Putin al escenario internacional

Es la primera vez que el presidente ruso asiste a un foro internacional desde que invadió Ucrania.

La cumbre anual del BRICS, acrónimo de las cinco economías emergentes que juntas representan aproximadamente una cuarta parte de la economía mundial, nunca había recibido tanta atención en Occidente como en su decimocuarta edición. China ha sido la anfitriona -virtual- de la reunión. El presidente Xi Jinping compartía pantalla con los líderes de India, Brasil y Sudáfrica. Pero los focos estaban puestos en el quinto participante, Vladimir Putin, quien pidió el jueves a sus colegas que cooperaran frente a las «acciones egoístas» de los países que están imponiendo sanciones a Rusia.

«Solo sobre la base de una cooperación honesta y mutuamente beneficiosa podemos buscar salidas a esta situación de crisis que se desarrolló en la economía global debido a las acciones egoístas y mal concebidas de ciertos estados», soltó Putin.

La aparición del presidente ruso en la cumbre BRICS, justo una semana antes de la reunión de la OTAN en Madrid, ha sido su primera asistencia a un foro internacional con otros jefes de Estado desde que lanzó la invasión a Ucrania a finales de febrero. Y lo ha hecho en una agrupación que, a excepción de Brasil, se abstuvo de condenar el ataque ruso en una resolución de la Asamblea General de la ONU.

China ha señalado la expansión de la OTAN en Europa del Este como responsable de la guerra. El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, también ha seguido esa narrativa. India no ha condenado la invasión y está comprando cantidades récords de barriles de crudo ruso. Y hasta el brasileño Jair Bolsonaro ha defendido la posición de su país como «neutral», pese a condenar en un principio el ataque de Moscú.

«Estamos convencidos de que ahora, más que nunca, se necesita el liderazgo de los países BRICS para desarrollar un curso positivo y unificador hacia la formación de un sistema verdaderamente multipolar de relaciones intergubernamentales», continuó Putin en la parte televisada de su discurso. «Las naciones BRICS pueden contar con el apoyo de muchos estados asiáticos, africanos y latinoamericanos que se esfuerzan por seguir una política independiente», sentenció.

El miércoles, el chino Xi Jinping, en un discurso previo a la cumbre, respaldó las críticas de Putin a las sanciones occidentales a Rusia. «Son espadas de doble filo que eventualmente dañarán a quienes las impongan», las calificó Xi, quien reforzó el apoyo tácito de Pekín al Kremlin.

«Politizar la economía global y convertirla en la herramienta o el arma de uno, e imponer sanciones deliberadamente utilizando la posición principal de uno en los sistemas financieros y monetarios internacionales solo terminará dañando los intereses propios y los de los demás, e infligiendo sufrimiento a todos», dijo el líder de la segunda potencia mundial.

Leer artículo completo en “el mundo

 

 

 

Deja una respuesta