MÁS CENSURA EN LA UE

Comparte en tus redes:

La Comisión Europea pretende aprobar un Reglamento Comunitario que, saltándose las legislaciones de cada país, permite “un sistema de bloqueo de información” en el que se deja en manos de las grandes plataformas de información la decisión y responsabilidad de censurar contenidos.

Medida que afecta al derecho fundamental de libertad de expresión, que facilita la manipulación y alienación, que va en contra de la separación de poderes y hace menos democrática a la ensalzada democracia, que en España es contrario a nuestra Constitución, pero que pretende dar cobertura legal a la censura y bloqueo ya practicado sobre los medios “Russia Today” (RT) y “Sputnik”, a la vez que amplía y legaliza el establecimiento de próximas restricciones.

Bajo el título:

La UE faculta a los gigantes de internet para censurar información en crisis como la guerra de Ucrania

escribe Pablo Romero el artículo publicado en Público el 5/10/22.

Se trata de una medida de excepción que afecta al derecho fundamental a la libertad de expresión, pero que para la UE no parece necesitar control judicial alguno.

El Reglamento Europeo de Servicios Digitales (DSA, por sus siglas en inglés) ha finalizado su tramitación con una redacción mucho más moderada que el texto inicial, aunque con una ‘sorpresa’: la introducción de un artículo (27 a), que describe un «protocolo de crisis» con el que la Comisión Europea —el Ejecutivo comunitario— puede exigir a uno o varios grandes proveedores de servicios de internet en casos de crisis grave que apliquen inmediatamente medidas «específicas, efectivas y proporcionadas» para prevenir, eliminar o limitar cualquier contribución —o sea, contenidos— a «amenazas graves».

Se trata de una medida de excepción que afecta al derecho fundamental a la libertad de expresión, pero para cuya aplicación, según esta nueva norma, no parece necesario establecer control judicial alguno.

La resolución ha sido introducida a raíz de la invasión de Ucrania por Rusia y la «manipulación de la información online«, según afirma abiertamente la propia Comisión en su nota informativa. Y la idea es establecer un sistema de bloqueo de información rápido —de «moderación»— en casos «excepcionales» o como respuesta a una crisis.

Para que el Ejecutivo comunitario pueda adoptar estas medidas tiene que darse una crisis grave con «circunstancias extraordinarias que dan lugar a una amenaza grave para la seguridad o la salud pública en la Unión o en partes significativas de ella»: casos como «conflictos armados o actos de terrorismo, conflictos emergentes, desastres naturales como terremotos y huracanes, así como pandemias y otras amenazas transfronterizas graves para la salud pública».

Cabe recordar que el Reglamento ya aprobado, como tal, será de aplicación directa en todo el territorio comunitario cuando entre en vigor y sin que sea necesaria su trasposición en cada país.

Leer artículo completo en «Público«

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *